martes, 17 de agosto de 2010

Para qué este Blog

Durante estos cinco años he conocido y hablado con muchos padres de niños con discapacidad y todos, o por lo menos la mayoría, tenemos mínimo dos cosas en común:

1. Hemos tomado la decisión de luchar por el bienestar de nuestros hijos y, por lo tanto, mantenemos en una constante búsqueda de terapias que les ofrezcan las herramientas necesarias para mejorar su calidad de vida.

2. El camino que hemos recorrido está repleto de historias de incomprensión, discriminación y frustración. Los médicos no salen bien librados, existen excepciones,  se salvan unos cuantos (las generalizaciones son odiosas), pero llegamos a pensar que casi que los astros se tienen que alinear para encontrar esa excepción.

Las barreras para llevar una vida "normal" son numerosas, pero una de las más duras de superar son los diagnósticos médicos, veredictos lapidarios que no orientan ni apoyan a los padres, sino que los confunden más y los sume en un dolor difícil de superar.

Por eso nació este Blog: para que los papás y las familias de niños con discapacidad encuentren un lugar donde informarse, un espacio de encuentro e intercambio de experiencias e información, y así conocer otras miradas de la discapacidad: propositivas, alentadoras, esperanzadoras y respetuosas.

El Blog también tiene como objetivo visibilizar la discapacidad como una experiencia de vida enriquecedora. Queremos que las personas con discapacidad sean valoradas, dejen de ser ignoradas, dejen de ser observadas o tratadas con lástima, y esto sólo se logra si empezamos a hablar abierta y tranquilamente sobre la discapacidad, a contar de qué se trata, cómo viven las personas con discapacidad y sus familias.

El temor a lo diferente se basa en el desconocimiento, por eso hay que empezar a educar si queremos derrumbar los mitos y prejuicios que se tienen sobre la discapacidad. Sólo por este camino lograremos construir una sociedad inclusiva en la que las personas con discapacidad dejen de ser tratadas como ciudadanos de segunda en un entorno que mide la dignidad de cada uno por su capacidad para producir o ser eficientes.

Bienvenidos a este Blog. Gracias por visitarnos, atrévanse a preguntar, a opinar y participen de este esfuerzo por construir un mundo donde nuestros hijos no encuentren límites para vivir tal y como ellos son.

2 comentarios:

  1. Hola Carolina, somos los papàs de Vicente, de seis años, somos de chile, y ya me leí todo tu blog, te agradezco por compartir toda la historia de Martín y tu historia. Y por sobre todo rescato una frase tuya del post anterior que la vida sería más fácil sin Martín, pero la felicidad que tu y nosotros sentimos por nuestros hijos es inmensa, y no podríamos estar sin ellos, por duro y difícil, algunas veces, ha sido el camino hasta hoy. Amamos a nuestros hijos infinitamente, sin ninguna restricción, y mi marido y yo no podríamos hacer nuestra vida sin él, sin Vicente. Un abrazo,
    Karym

    ResponderEliminar
  2. Hola Karym:
    Gracias por tu comentario y por tomarte el tiempo de leer el Blog de Martín. Sí, tenés razón, te confieso que al principio fue muy difícil "apegarme" a Martín, pues todo el tiempo nos estaban recordando que se podría morir en cualquier momento.

    Pero cuando vimos que eso no iba a pasar (como al año de vida de Martín), aprendimos a disfrutarlo y a amarlo. Ya desde ese momento fue impensable nuestra vida sin él. Espero que disfrutes del Blog, un abrazo y besos a Vicente. Caro.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!