domingo, 17 de octubre de 2010

Un Reencuentro Familiar muy Anhelado

Sí, ya sé que el objetivo principal de nuestro viaje fue asistir al Tercer Entrenamiento de ABR, pero un maravilloso "efecto colateral" fue el reencuentro con la Familia García Montoya, ¡¡¡Cómo se les extraña y cómo se les quiere!!!

Así que sólo puedo decirles que me siento MUY afortunada de haber asistido a nuestro tercer entrenamiento, pero aún más afortunada de reencontrarme con una parte muy importante de mi familia.

Fue una despedida dolorosa. El alma se entristeció porque realmente nos sentimos en casa. Disfrutamos de cada momento y nos hicieron sentir que nuestra visita les alegraba el corazón. Por eso fue tan difícil dejarlos.

Miguel ya creía que Tyson era su perro y Martín dormía en la cama de Santiago (su primo) como si fuera la propia. 










Tío, Nana, Nati y Santi, simplemente GRACIAS por regalarnos un espacio en sus vidas y darnos tanto amor. Esperamos que el reencuentro sea pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!