viernes, 19 de noviembre de 2010

Educar, esa es la clave

A diario pienso en esto. Me pregunto cuál es la mejor forma para cambiar un paradigma. Me cuestiono cuál es la manera para integrar a nuestros hijos, cuál es el camino para que dejen de ser discriminados y señalados. Paso mucho tiempo tratando de encontrar la respuesta y sé que la clave de todo es la EDUCACIÓN

Si queremos un cambio cultural, un cambio de paradigma, es fundamental empezar por una educación integradora desde los niños de dos y tres años de edad. Listo, la educación es la clave y empezar con los niños es prioritario. Ahora, ¿cómo les enseñamos? ¿Con qué herramientas les explicamos que una discapacidad no es motivo para discriminar?

El ejemplo es una herramienta que funciona: con nuestro comportamiento, con nuestra actitud le enseñamos a los niños cómo reaccionar frente a situaciones específicas. Así que si al ver a una persona con discapacidad re-conocemos a un ser humano, lo identificamos como un igual, con respeto, sin ignorarlo, sin sentirnos incómodos y sin miradas de lástima, pues ese ejemplo lo aprenderán nuestros hijos inmediatamente.

Otras herramientas básicas son los libros y las películas. Acabo de verme la película infantil "Cómo Entrenar a tu Dragón" y sencillamente me encantó. Es ideal para explicarle a los niños el valor de la diferencia y la forma como se puede convivir con personas de distintas capacidades, construyendo una sociedad integradora que reconoce a sus individuos por sus potencialidades y no los señala por sus limitaciones.

La trama es sencilla: una aldea de vikingos se enfrenta a muerte a los dragones. Hipo, el hijo del líder vikingo, es el perfecto anti-héroe para su clan: no es robusto, es torpe, no quiere matar dragones y mucho menos es fuerte, físicamente hablando. Hipo es diferente y no encaja entre su gente. Al principio trata de ser como ellos, de ser igual, de dejar de ser él y convertirse en aquello que su pueblo aprueba como socialmente aceptable; su padre también desea que sea un verdadero vikingo.

Pero Hipo se sabe diferente y termina aceptándose como tal. Por circunstancias de la película, Hipo se da a la tarea de conocer a los dragones y de aprender de ellos. Se teme a lo diferente y a lo desconocido, pero cuando Hipo decide conocer a su enemigo histórico, se da cuenta de que son más las similitudes que los une que las diferencias que los separa, ¿Les suena conocido? 

Ahora viene lo más interesante: Hipo y el dragón, quien se llama Chimuelo, terminan siendo dos seres con discapacidad física y son ellos los responsables de que sus respectivas tribus se re-conozcan, se respeten, valoren y aprendan a convivr en paz, aprendiendo de sus diferencias y enriqueciéndose de éstas.

Dos seres con discapacidad logran transformar el paradigma de sus pueblos y se dan cuenta de que tienen mucho en común y mucho por aprender del otro, ¿Les sigue sonando? Pues sí, esta es una película perfecta para enseñarle a los niños sin discapacidad a respetar y valorar a los niños con discapacidad, a valorar la diferencia, a convivir entre ella y a darse cuenta de que en una sociedad integradora ganan todos.

Ojalá los padres aprovechen esta película para enseñarles a sus hijos esta sencilla lección. La educación es la clave y somos los adultos los que tenemos que empezar a dar ejemplo y luego, con herramientas tan sencillas como las películas infantiles o los libros, enseñarles a nuestros hijos que una discapacidad no es razón para discriminar a nadie, por el contrario, es una oportunidad para aprender y enriquecerse desde una perspectiva diferente de la vida.

4 comentarios:

  1. Ay amiga preciosa película, voy a verla. Pero me pregunto, cómo educamos a los adultos, cómo cambiamos la mirada de nuestros padres, abuelos, tíos, tías, hermanos y amigos que fueron criados como nosotros en esta gran cobija cultural incosciente? No tengo ni idea amiga, pero hay que pensarlo para poder construir esos espacios que soñamos donde todos estemos incluidos. Imaginate un país donde sus gobernantes sean sensibles a la diferencia y los temas de debate ya no sean la guerra sino la educación, la diversidad, la inclusión y sobretodo los niños... Gran tarea la que tenemos amiga...

    ResponderEliminar
  2. Si amiga, es una tarea titánica, pero creo que poco a poco iremos lográndolo. No va a ser un cambio inmediato, pero todo tiene un principio y creo que éste es uno muy bonito:) Un abrazo mi Nelly.

    ResponderEliminar
  3. Hola caro.. ciertamente es una tarea ardua, porque no es facil reeducar a las personas, y mucho menos cambiar los paradigmas, pero “ojo es dificil no imposible”, soy fiel creyente de que los cambios si se pueden dar, todo es cuestion de pasiencia y dedicacion, mucha dedicacion. Solo se debe tener muy caro cual es el objetivo, el fin ultimo, por eso aprovecho cada oportunidad que tengo cada dia para informar, corregir, en fin eduducar a las personas sobre lo importante que es la aceptacion de las persnadas con diversida dentro de nuestra sociedad.. siempre busco la manera de hacerles entender que lo importante esta en el respeto y aceptacion que se les pueda dar, a demas de la importancia de poder comunicarnos con ellos, pues en muchas ocaciones son ellos los que nos dan grandes lecciones de vida..
    Mi herramienta son las redes sociales. Cada noche luego de que reviso tu blog, hago un enlace con mi facebook, y al mismo tiempo copio un pedacito de cada comentario y lo envio por correo a todos mis contactos con la espernza de que cada uno de ellos lo reenvien a otras personas y asi cada ves mas personas se van uniendo a este portal de aprendizaje que tu nos facilitas..
    Una vez mas mil felicitaciones. Y muchas gracias por todo.. voy a buscar esa peli para verla en compañía de mi familia.. dios los bendiga..

    ResponderEliminar
  4. Gracias Cindy por tu labor de educar, de concientizar y de divulgar lo que los padres de niños con discapacidad tratamos de hacer para que nuestros hijos sean incluidos en nuestra sociedad. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!