martes, 14 de diciembre de 2010

Martín y Miguel con Papá Noel

No es una tradición muy colombiana que digamos, pero a los niños les encanta este señor gordo, grandote y barbudo. De hecho en Colombia es el Niño Dios el que trae los regalos, no Papá Noel ni mucho menos Los Reyes Magos. 

Ésta fue la primera salida de Martín después de su neomonía, así que todavía no tenía muy buena cara y nos tocó ir a un Centro Comercial para cuidarlo de las lluvias o vientos impertinentes.

Miguel no paró de jugar en el castillo (lo que se ve detrás de Papá Noel) y se tiró unas 50 veces por el rodadero.

4 comentarios:

  1. Ay amiga, yo prefiero al Niño Dios, es más bonito un pesebre con la familia divina que ese gordo barbudo vestido de rojo. Me alegra que Martín ya esté saliendo y que Miguel se pare en el ombligo para divertirse. Los quiero mucho amiga, besos a todos.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, yo por Papá Noel no siento nada de nada, no es un recuerdo de mi niñez, así que también prefiero el pesebre y extraño la quemada del Año Viejo, vos no???

    ResponderEliminar
  3. Mi día favorito son las velitas amiga, qué día tan especial, todo el mundo poniendole velitas a la virgen, los niños quemando chispitas, las luces en las casas y en la ciudad, eso pasa sólo en Colombia amiga. Acá me provoca poner esos papas noel de años viejos, jeje.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, es una buena idea mi Nelly, serían unos Años Viejos perfectos!!! Cómo te extrañamos en esta época. Besos.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!