viernes, 21 de enero de 2011

Y no podía faltar Ágata

Me hicieron el reclamo: ¿Por qué pusiste fotos de Baruc y no de la Princesa? Bueno, aquí va, pero debo advertir que, a diferencia de Baruc, a Ágata no le hace mucha gracias estar encima de los niños, finalmente es una gata ¿no? Pero así y todo es nuestra Princesa.

6 comentarios:

  1. Yo adoro a los perros y a los gatos. Y precisamente lo que me parece más interesante y fascinante de los gatos es que ellos son dueños de sus tiempos y sus espacios, no pretenden quedar bien con nadie y son sumamente independientes. Bellísima la princesa Ágata!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, allí está la peluda, peliona, cusumbosola, mordelona, gorda y malcriada Agata, finalmente la hija felina de la casa!!! Dele un jalón de la oreja o de la cola de mi parte, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por Agata hermosa, y no creas lo mas bello de tu gata, es q armoniza la energía de tu hijos y por supuesto de tu casa. Un abracito y aki seguiré muy enREDada

    ResponderEliminar
  4. AUNQUE NO GUSTO MUCHO DE LOS GATOS.....SERA PORQU NUNCA HE TENIDO UNO. PERO AGATA ME ENCANTO, QUE PORTE!!!ARRIBA EL ANIMO AMIGA, ESNORMAL TENER NUESTROS ALTIBAJOS....YO TODAVIA ANDO BAJONEADA PERO NI MODO LA VIDA SIGUE, ESO MAS BIEN PEGATE LA VENIDA A COSTARICA ...JAJAJA AQUI NOS SUBIMOS EL ANIMO!! ABRAXOSSS

    ResponderEliminar
  5. Hola Sandra:
    ¡Uy sí, qué rico unas vacaciones por esos lados! Tan descarada, acabando de llegar de vaca y ya quiero más, jajaja. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola María Isabel:
    ¡Gracias! Ojalá te desenredés pronto y nos podamos ver un ratico.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!