martes, 12 de abril de 2011

Cuando lo "Planeado" sale mal

Todavía ignoro si mi nostalgia hace llover o son los días lluviosos los que hacen aflorar mi nostalgia. Pero hoy mis sentimientos me saben insípidos... Una pizca de frustración, una cucharadita de agotamiento y nostalgia al gusto. 

No había salido de la adolescencia cuando mi psicóloga de turno me diagnosticó una "baja tolerancia a la frustración" Así que sospecho que llegar a la edad madura no me ha servido de a mucho, pues llueve cada vez que lo que tenía "perfectamente planeado" se desmorona.

Y no hablo de la vida, conste, que con esa me ando con cuidado y ya desistí de controlarla. Hablo de cosas más sencillas, aparentemente más simples, como organizar una actividad o una reunión con un objetivo en común.

Pues bien, hoy me declaro impedida, ya mañana veremos, pero hoy dejaré todo tirado por el piso y no me inmutaré; mañana veré si este cadaver tiene arreglo o si es mejor enterrarlo para que su hedor deje de atormentarme.

3 comentarios:

  1. Primita adorada, nosotras nos merecernos darnos los tiempos para sentirnos de todas las maneras. Las féminas que tenemos la tolerancia más bien baja a esa cosa llamada frustración necesitamos darnos más momentos para hacer pataletas y gritar por la ventana a todo pulmón cuando ya teníamos el picnic y el cielo se las dio de macho y se puso a llover.
    Ánimo Carito que mañana será otro día.
    te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  2. ¡Mucho ánimo, energía y buenas vibras! Mañana será otro día y tendrás una nueva oportunidad.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Gracias prima y Natalia, hoy sigue lloviendo en Bogotá, pero mi ánimo amaneció soleado. Y si mi Juli, definitivamente necesitaba hacer la pataleta completa para desahogarme y hoy estar bien. Besos a ambas.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!