lunes, 16 de mayo de 2011

Entre Neuróticos

Con impaciencia le pregunté:

- "¿Cómo podés soportar mi neurosis si a veces ni yo misma me aguanto? ¿Cómo lo lográs por Dios?"

Juan me volteó a mirar y con la mayor tranquilidad me respondió:

- "Porque la mía es peor"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!