jueves, 5 de mayo de 2011

Un Reencuentro muy anhelado

Nuestros destinos se cruzaron, pero ninguna lo advirtió. Tampoco fuimos capaces de comprender la dimensión que adquiriría la amistad que incipientemente nacía sin ninguna expectativa y pocas posibilidades. 

El Camino del Inca selló un acuerdo que, catorce años después, se mantiene desafiando al tiempo y la distancia. Amigas del alma, hermanas de camino y compañeras de vida.

1 comentario:

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!