jueves, 30 de junio de 2011

Cuando la Violencia Discapacita

Estoy convencida que en el conflicto armado colombiano todos perdemos, aquí no hay ganadores. Los orígenes de las situaciones de violencia que vivimos a diario son muy complejos y necesitaríamos algo más que un par de Post para explicarlos. Pero definitivamente las desigualdades sociales, el abuso del poder, la corrupción, la ausencia del Estado en muchas zonas del país y la pésima distribución de las riquezas, son algunos de los motivos que iniciaron y mantienen el conflicto armado, la violencia y la inseguridad en mi país. 

Esto no es ninguna novedad. Lo que desconocen muchos es que miles de colombianos han quedado en situación de discapacidad como consecuencia de la violencia en la que vivimos. Soldados, guerrilleros, campesinos y niños que pisan accidentalmente una mina antipersonal y pierden sus piernas, brazos, la visión o la audición. 

La problemática en nuestro país es tal que, después de Afganistán, somos el país con mayor número de nuevas víctimas en el mundo: en el año 2010 tuvimos 512 víctimas de minas antipersonales; desde 1990 hasta febrero de 2011 han sido 9 mil 133 los colombianos afectados; este año, ya van 71 personas (Ver Revista Gobierno  y Corporación Matamoros)

Pero no sólo esa violencia, la del conflicto armado en zonas rurales, está dejando con alguna discapacidad a miles de colombianos. En las ciudades por robarles el dinero, el celular o los zapatos, les pegan un tiro y los dejan parapléjicos o tretrapléjicos como le sucedió al ex director técnico de fútbol Luis Fernando Montoya  en el año 2004.

Tal vez me equivoque, pero creo que si uno queda en una situación de discapacidad a una edad en la que ya se tienen recuerdos de cómo se siente correr, caminar, comer por sí solo, ver una película, etc. es mucho más difícil y complejo el proceso de duelo y más si esa discapacidad ha sido producto de un acto violento. 

Martín nunca ha caminado, ni sabe qué se siente nadar por sí solo o correr en el parque con su hermanito, por eso no puede extrañar realizar estas actividades, pues no las ha conocido; no se puede extrañar lo que no se conoce o no se ha experimentado. Sé que el duelo por la discapacidad de Martín lo hemos hecho Juan y yo, ya llegará el momento en que mi hijo tenga que hacer el propio cuando tenga consciencia de lo que aún no puede hacer.

Pero si a los 20 años te pegan un tiro o pisás una mina antipersonal y como consecuencia de este acto violento no podés volver a caminar, sospecho que los niveles de rabia y frustración son mucho mayores y más difíciles de manejar.

Por eso siento una profunda admiración cuando me encuentro historias de vida como la del "Profe Montoya", quien publicó un libro o la de Marlon Corrales (Vean el video al final del Post), quien hace parte de una compañía caleña de Ballet.

Hombres que me recuerdan que sí se puede, que vale la pena soñar, que hay que seguir creyendo a pesar de, que los límites los colocamos nosotros, que es mejor apostarle a la vida y gracias a ellos puedo susurrar mientras me baño: "Sí se puede y lo vamos a lograr"





miércoles, 29 de junio de 2011

Impulsan oferta laboral para personas con discapacidad

La noticia la publicó el diario El Espectador de Colombia: "Lanzan portal web de empleo para personas con discapacidad" 

El portal es http://www.trabajando.com.co/ Los invito a visitarlo y a que me cuenten qué tal les parece la propuesta.

Ingresé al portal y, efectivamente, hay una categoría en las Ofertas de Trabajo que se titula "Discapacidad" Conté doce propuesta laborales que van desde solicitar una nutricionista hasta venderores por catálogo. Son pocos los cargos aún, pero por algo se empieza.

Este portal web de empleo se lanzó gracias a la alianza entre Teletón Colombia, la red Universia y Trabajando.com. Y es apoyado por empresas del sector privado como Homecenter, Carrefour, CitiBank, Cafam, IBM, Cafesalud, Compensar y Samsung. 

"Somos conscientes de las habilidades que tienen las personas con discapacidad y su disposición para enfrentarse al mundo laboral; por ello, consideramos que esta herramienta les facilitará la búsqueda de trabajo y les permitirá tener una amplia oferta de empleos gracias al apoyo que nos preste el sector empresarial", señaló Ana María Gómez, presidente de Teletón Colombia.

Este nuevo portal de empleo es un servicio gratuito en el que los empleadores podrán publicar sus ofertas laborales y los candidatos con discapacidad podrán inscribirse en el sitio ingresando su hoja de vida. Para publicar una oferta o registrar la hoja de vida, los interesados pueden hacerlo a través de http://empleos.teleton.org.co

Opino que es una buena iniciativa que hay que apoyar y divulgar. Poco a poco vamos ganando espacios y espero que llegue el día en que no se requiera de una categoría especial que se titule "Discapacidad", pues la oferta laboral estará abierta a todas las personas sin importar su condición.

lunes, 27 de junio de 2011

¡La Primera ida a Cine!

A Juan y a mí nos encanta el cine, es uno de nuestros pasatiempos preferidos y lo disfrutamos mucho. Así que se imaginarán la emoción que sentimos ayer: Por primera vez fuimos a cine con los niños. Me sorprendieron. Martín entró bostezando del sueño, pero apenas empezó la película (A propósito, nos fuimos a ver Cars 2) y escuchó el sonido del cine, abrió los ojos y no pestañeó. Miguel, por su parte, estaba fascinado y aguantó la hora completa sin chistar. ¡Ya tenemos un nuevo plan familiar!

jueves, 23 de junio de 2011

Y no se murió...

Como ya les he contado en varias oportunidades, los padres de niños con discapacidad pasamos por diferentes etapas e insisto tanto en este punto porque sé que a veces es difícil comprender y dimensionar lo que sucede al interior de una situación de discapacidad.

Hoy quiero explicarles por qué tomé la decisión de no compartir con nadie los avances, retrocesos, problemas, alegrías o noticias de Martín durante sus primeros años de vida. Cuando me preguntaban por Martín, yo me limitaba a responder: "Está bien" Y no entraba en detalles de ninguna índole. Incluso, en repetidas ocasiones me negué a pasar al teléfono. Muchos creyeron que no hablaba del tema porque estaba en una etapa de negación, pero estaban equivocados. No hablaba de lo ocurrido porque sencillamente el dolor era tan grande que no encontraba las palabras adecuadas para definir lo que sentía o lo que experimentaba.

Me sentía tan desolada que me era imposible retratar en palabras lo que estaba sufriendo. Necesité de un tiempo para asimilar lo ocurrido y para descubrir a la nueva mujer en la que me había transformado, pues es claro que el nacimiento de Martín partió en dos mi propia existencia: la mujer que era dejó de ser en el preciso instante en que Martín salió de mi vientre y necesité de tiempo y espacio para conocer a esta mujer que había renacido del dolor y la tragedia.

En estas circunstancias, me era imposible contarle a mi familia o amigos en qué se había convertido mi mundo, mi realidad y mi cotidianidad. Además, ni yo creía que hubiera un final feliz. No tengo ni una sola foto del primer cumpleaños de Martín, pues durante esos doce meses los médicos me repitieron hasta el cansancio que en cualquier momento se podía morir, ¿quién se puede aferrar a un ser que se está despidiendo?

Cuando Martín cumplió un año y no se murió, por primera vez contemplé la posibilidad que, tal vez, los médicos estaban equivocados y Martín no se iba  a morir. Un cambio de perspectiva importante. 

Poco a poco fui encontrando las palabras para describir cada situación, para nombrar cada sentimiento, pude reconstruirme, redefinir mi vida, organizar mis prioridades, hallar nuevos sentidos y darle el lugar a cada cosa. Pero eso llevó tiempo y mientras yo "ordenaba" la casa por dentro, me era imposible pensar en los demás o hacerlos partícipes de un mundo que les resultaba ajeno e indescifrable.

Sospecho que esto no nos pasa sólo a los padres de niños con discapacidad, es decir, que un proceso similar vivirán las mamás que pierden a sus hijos o las que tienen que afrontar una enfermedad como el cáncer. Por eso es importante que tratemos de ponernos en el lugar de las otras personas y antes de pensar "Está negando su realidad", pensemos que esa persona necesita tiempo para comprender y asimilar lo que está viviendo.

Yo tuve la fortuna de seguir contando con mi familia y amigas (os) del alma cuando regresé al mundanal ruido. Sé que cada uno de ellos también vivió momentos de intenso dolor y que lo tuvieron que resolver como mejor pudieron, pero ahí están, incondicionales, amorosos y respetuosos.

Y fui mucho más afortunada al reencontrarme con viejos compañeros que se habían extraviado en el camino y conocer a nuevas personas que me recuerdan a diario que no estoy sola, que somos muchas las familias que tenemos hijos con discapacidad y que esto no es un motivo para ser infelices. A todos y cada uno de ustedes les quiero agradecer por hacer parte de mi vida y por compartir esta maravillosa experiencia llamada Martín.

lunes, 20 de junio de 2011

La Culpa y sus Oscuros Laberintos


Ayer me vi "La otra mujer", una de las últimas películas de Natalie Portman. La película no entra en la categoría de "Mis Favoritas" ni en la de "Las Buenas que me quiero repetir hasta el cansancio", pero definitivamente la construcción del personaje de Natalie Portman (Emilia) es muy buena. 

Es la historia de una pareja que acaba de perder a su hija de tan solo días de nacida y la forma como cada uno afronta la muerte y vive el dolor intenso de la pérdida. Por distintos motivos, Emilia cree que mató a su hija y nos logra transmitir de una forma impresionante todo el proceso que se vive frente a esta pérdida: la evolución de la culpa, la autodestrucción, el duelo, la inmensa tristeza, la necesidad de pedir ayuda y de aceptar que sentimos un dolor que somos incapaces de procesar.

Y vale la pena vérsela sólo por experimentar a través de Emilia cómo la culpa nos puede carcomer por dentro, matarnos la alegría del alma y hundirnos en un profundo hoyo negro de tristeza, soledad y frustración. 

Perdonarnos y perdonar a los demás es una de las acciones indispensables que tenemos que aplicar en nuestras existencias si queremos vivir tranquilas, en paz y conscientes de nuestra humanidad. Pero precisamente es uno de los pasos más difíciles de dar y, la mayoría de las veces, necesitamos de ayuda profesional para poderlo hacer.

Les recomiendo esta película, les aseguro que se verán reflejadas en los momentos de tristeza, de dolor, de lágrimas, de rabia, de impotencia de Emilia... Y luego se sentirán felizmente reflejadas en sus momentos de perdón, de aceptación, de amor y de felicidad.

miércoles, 15 de junio de 2011

Conocer a tantas familias que comparten una situación de discapacidad y que están en la búsqueda constante de herramientas que les ayuden a sus hijos a mejorar su calidad de vida, ha sido una de las experiencias más impactantes, emocionantes y enriquecedoras que he tenido este año. De una u otra manera, me sentí reflejada en cada una de las familias que participaron del Primer Entrenamiento de ABR en Colombia y me enseñaron tanto que sólo tengo palabras de agradecimiento con cada una de ellas. Esa complicidad y empatía es una de las ganancias extra de este entrenamiento.

Los entrenadores -Richard, Gavin, Daiana, Rafa y Yoli- se han convertido en esos orientadores que apoyan y te dan seguridad para continuar en un proceso que ya es parte fundamental de nuestras vidas. 

Mi bisabuela tenía un dicho muy sabio: "Cada quien cuenta la historia dependiendo de cómo le vaya en el paseo" Bueno, a nosotros nos ha ido muy bien en este paseo llamado ABR.

Hemos logrado incorporar la terapia a nuestra cotidianidad, hemos visto cambios importantes no sólo en la estructura músculo esquelética de Martín, sino en su calidad de vida y de paso en la de nosotros; nos sentimos cómodos con los ejercicios y con la técnica en sí, además Martín es un niño supremamente colaborador que nos facilita la aplicación de cada uno de los ejercicios; las evaluaciones son momentos no de tensión, sino de celebración por cada uno de los avances que vemos en nuestro hijo; nos sentimos cómodos y satisfechos tanto con el proceso como con los resultados y hemos logrado conformar un equipo humano maravilloso alrededor de la rehabilitación de Martín. 

Decir que me siento bendecida es poco y se queda corto. Me siento profundamente feliz y bendecida de contar con ABR. Sólo deseo que muchas más familias se puedan sumar a este proceso y que se sientan tan satisfechas como lo estoy yo.

Obviamente hay cosas por mejorar. Por ejemplo, los costos de ABR son todavía muy altos para las familias latinoamericanas. Ojalá poco a poco se convierta en una terapia más accesible y así muchas más familias puedan pagarla porque es obvio que si no hay más niños inscritos es precisamente por los costos que tiene la terapia. 

lunes, 13 de junio de 2011

Más sobre el Informe Mundial sobre la Discapacidad

Me tiene totalmente "cautivada" este Informe Mundial sobre la Discapacidad publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Bando Mundial. Los invito a leerlo y quiero compartirles una parte que me llamó especialmente la atención y es en la que dan algunas pistas de cómo traducir las recomendaciones en prácticas.

Involucran a todos los agentes (gobierno, sector privado, comunidad, instituciones docentes, etc.) y a cada uno de ellos les sugieren cómo aportar a la construcción de una sociedad inclusiva.

A las personas con discapacidad y sus familias nos recomiendan:
  1.  Ayudar a otras personas con discapacidad mediante el apoyo entre pares, formación, información y asesoramiento.
  2. Promover los derechos de las personas con discapacidad dentro de sus comunidades locales.
  3. Participar en campañas de sensibilización y marketing social.
  4. Participar en foros (internacionales, nacionales, locales) dirigidos a establecer prioridades para el cambio, influir en las políticas y configurar la prestación de servicios.
  5. Participar en proyectos de investigación.
Vamos por buen camino, todavía nos queda mucho por recorrer, pero seguramente con la ayuda de cada uno de ustedes haremos realidad la visión de "construir un mundo inclusivo en el que todos podamos vivir una vida de salud, comodidad y dignidad" (OMS/BM)

viernes, 10 de junio de 2011

Más de MIL MILLONES de Personas con Discapacidad

El 15% de la población mundial sufre de alguna discapacidad, lo que representa más de MIL MILLONES DE PERSONAS, según un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Banco Mundial. Hace 40 años no se llevaba a cabo un informe de esta magnitud. 

Según la OMS, las personas con discapacidades conforman uno de los grupos más marginados del mundo: presentan los peores resultados sanitarios, obtienen resultados académicos más bajos, participan menos en la economía y registran tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidades. En parte, ello es consecuencia de los obstáculos que entorpecen el acceso de las personas con discapacidad a servicios que muchos de nosotros consideramos obvios, en particular la salud, la educación, el empleo, el transporte o la información. Esas dificultades se exacerban en las comunidades menos favorecidas.

Hoy en día la discapacidad se considera una cuestión de derechos humanos. Las personas están discapacitadas por la sociedad, no sólo por sus cuerpos. Estos obstáculos se pueden superar si los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, los profesionales y las personas con discapacidad y sus familias trabajan en colaboración.

El objetivo de la OMS y el Grupo del Banco Mundial es que este informe proporcione los datos necesarios para que los gobiernos formulen políticas y programas innovadores que mejoren la calidad de vida de las personas con discapacidades, y faciliten la aplicación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que entró en vigor en mayo de 2008.

"La visión que nos impulsa es la de un mundo inclusivo en el que todos podamos vivir una vida de salud, comodidad y dignidad. Les invitamos a que utilicen los datos de este informe para contribuir a hacer realidad esa visión" (OMS/BM)

Me uno a este propósito y comparto esta visión, ha sido el objetivo de este Blog desde que se publicó: insitir en que nuestros hijos tienen derecho a espacios de recreación y esparcimiento, a PODER visitar un museo o un teatro (es decir, espacios accesibles), a ser admitidos en colegios regulares, a tener la posibilidad de conseguir un trabajo como cualquier otro ciudadano, a ser valorados por lo que son... 

En países como Colombia es indispensable superar el enfoque de la situación de discapacidad que se centra en la "rehabilitación" y la "salud" para pasar a una visión que reivindica la INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD A LA SOCIEDAD. Nuestros hijos necesitan mucho más que terapias y médicos, EXIGEN Y MERECEN una vida con los mismos derechos, posibilidades y oportunidades que las de cualquier ser humano. Su discapacidad no es un motivo para ser discriminados, escondidos, alejados, ignorados ni mucho menos maltratados.

La pregunta que me asalta después de leer este informe es obvia: si son tantas las personas con discapacidad en el mundo, ¿por qué nos cuesta tanto aceptarlas? ¿Por qué las seguimos discriminando? ¿Por qué somos incapaces de valorar la diversidad y darle su lugar socialmente hablando?

Si quieren ampliar la información, ingresen a la Página de la OMS o vean uno de los tantos artículos periodísticos que se han publicado al respecto en el Periódico El Espectador de Colombia.

miércoles, 8 de junio de 2011

Sí se puede

Un video MUY inspirador que nos comparte Leonid Blyum en su Blog de ABR Hispano. Cada vez me convenzo más de que los límites los ponemos nosotros, no la discapacidad de nuestros hijos. A mí me encantó este ejemplo de vida, espero que a ustedes también.





jueves, 2 de junio de 2011

Los Niños ABR - Segunda Parte

Les presento al resto de los niños que nos acompañaron durante este entrenamiento. Infortunadamente me faltaron fotos de dos: Valeria Gutiérrez y Andrés Libreros; espero poderlos registrar en el próximo encuentro. GRACIAS a todas las familias por hacer de este Primer Entrenamiento de ABR en Colombia una experiencia inolvidable.

Ximena Cuan
Ángel Portilla
Alejandro Estepa
Mariana Mejía
Juan Sebastián López
Valentina de Sousa
Juan Sebastián y sus papás