lunes, 29 de agosto de 2011

En qué vamos

Empacando, empacando y empacando... Me he mudado muchas veces, de hecho, me encanta empacar, botar, regalar y quedarme con lo necesario, ligera de equipaje. Pero esta mudanza ha sido especialmente difícil, tal vez por la premura, tal vez porque la familia ha crecido, tal vez por tenerme que despedir de gente que quiero mucho... 

Pero también estamos muy contentos con este nuevo comienzo, me encantan los cambios. Bueno, esta semana estaremos desconectados por obvias razones. El próximo Post espero escribirlo desde Cali. Los dejo con algunas fotos de los niños por aquello que andamos nostálgicos y Bogotá ha sido el único lugar donde han vivido hasta ahora. Así que a recordar e inmortalizar tantos momentos felices...
Martín, 2005 - Recién nacido

















Miguel, 2007 - Recién nacido



Carretera Bogotá- Chía, mayo de 2008









Monserrate, 2008





Parque Jaime Duque, 2010
La Granja, 2011

3 comentarios:

  1. Sé lo que es la nostalgia... Podría decir que somos íntimas amigas, me acompaña mucho...
    Te entiendo, pero seguro que lo que viene es mejor aún de lo que ya han vivido. Mucha suerte y espero ver muchas fotos de los paisajes (tengo muchas ganas de viajar a conocer Colombia, jejeje)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y tantas cosas que faltan por vivir, Carito...

    ResponderEliminar
  3. Hola Natalia:
    Acabo de publicar un Post y la foto la puse pensando en vos: el paisaje que se ve desde la ventana del apartamento de mis papás; son los Farallones de Cali, unas montañas espectaculares que amo y albergan muy buenos recuerdos de mi época mochilera. Como verás, la nostalgia me sigue acompañando, jejeje. Acá te espero, sabés que tenés una casa dónde llegar en Cali.

    Juli:
    Siiiiii, trato de convencerme de eso. Nací defectuosa, creo que la vida se me acaba mañana. Besos.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!