sábado, 31 de diciembre de 2011

¡Feliz Año Nuevo!

No soy una mujer melancólica, pero es difícil no sentirla en pleno 31 de diciembre. Ahora que soy mamá me esfuerzo porque mis hijos atesoren experiencias maravillosas cada Navidad y cada Año Nuevo, para que comprendan que esta época es tan sólo una excusa para agradecer las bendiciones recibidas, compartir en familia y dar amor, mucho amor.

¿Balances? Bueno, creo que lo más importante es que seguimos juntos los seis: Juan, Martín, Miguel, Baruc, Ágata y yo. Y juntos de una manera amorosa, que nos beneficia a todos y nos hace muy felices. En el 2011 le di un vuelco total a mi vida y no hablo sólo del cambio drástico de espacio físico y actividades, no, hablo de ese mundo emocional mío que es tan turbulento y difícil de comprender; aún no lo comprendo (los milagros existen, quien quita que el 2012 sea el año), pero he ganado en tranquilidad y paz que ya es mucho cuento.

Me gusta mi vida tal cual es en este instante: me gustan los cambios que se han dado, los proyectos que nacen, la familia que tengo, los amigos que me acompañan, el camino que se vislumbra... Siento que el 2012 es un año donde "está todo por hacer", así que sólo pido tener Vida, Amor, Salud y Estabilidad que del resto me encargo yo. Como dijo mi sabia prima Juliana: "Al final todo va a salir bien, de manera que dame vida y yo me tomaré al mundo" ¡Feliz Año Nuevo para todos!

2 comentarios:

  1. Del resto te encargas tú... ¡Muy bien! ¡A tomar las riendas de nuestras vidas!

    Que tú y tu familia tengan el mejor 2012 posible!

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Feliz Ano!! (pinche computador), jajajajaja.
    Bueno pero me entiendes. Amiga los quiero mucho, les deseo el mejor de los anos con muchas bendiciones de amor, sabiduria, alegria, abundancia, amistad, y experiencias bien significativas. Los extrano un resto!!!

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!