miércoles, 14 de diciembre de 2011

Lo he repetido hasta el cansancio: lo más discapacitante no es la discapacidad misma de Martín, sino el medio social donde se desarrolla. Es una reflexión que vale la pena reiterar e insistir, mientras las personas con discapacidad sigan siendo discriminadas de la sociedad en la que viven. Los invito a leer el siguiente post, vale la pena tomarse cinco minutos y preguntarse qué hace cada uno de ustedes por construir una sociedad inclusiva donde quepamos todos. Respetar la diversidad es una tarea diaria y es una lucha que daré sin tregua:

1 comentario:

  1. Fantástico blog, felicidades :)

    Os invitamos a visitar “Certificamos Sonrisas”, un blog con testimonios y noticias de discapacitados en el mundo laboral.

    Os dejamos el enlace:
    http://certificamossonrisas.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!