viernes, 6 de abril de 2012

"Mi mejor terapia es Martín"

Martín está estrenando Nana o cuidadora, lleva con nosotros dos semanas. Su nombre es Sandra, es auxiliar en terapia física y tiene 30 años de edad. Esta viviendo un duelo: su madre acaba de fallecer, después de tres años de una leucemia. A menudo le pregunto cómo está, cómo se siente y hablamos mucho sobre la experiencia que cada una ha tenido con los duelos.

Hoy me dijo algo que me llegó al corazón. Estábamos hablando de su proceso de duelo y de las alternativas de contensión que existen (psicólogos, grupos de apoyo, pisquiatras, sacerdotes)  y me dijo: "Mi mejor terapia es Martín". Desde que Sandra llegó, Martín está más feliz, grita más, sonríe más, así que, contrario a lo que podría pensarse de una persona en duelo, Sandra ha hecho más feliz a Martín.

Lo sorprendente para mí como mamá es cómo ese ser de 1.20 de estatura y 16 kilos, que no habla, ni se sienta, ni camina, tiene la capacidad de cambiarnos la vida de una forma tan radical a quienes lo acompañamos en este camino. No deja de sorprenderme la capacidad que tiene mi hijo para alterarle la vida a la gente que lo rodea; y alterársela para bien.

Sé que la vida sin Martín sería más fácil, pero definitivamente no sería más feliz, ni estaría repleta de aprendizajes como el que me dió Sandra hoy: si estás atenta, si ponés mucho cuidado, la vida misma te da las herramientas para superarlo todo, incluso la muerte o la discapacidad de tus seres queridos.

1 comentario:

  1. Gran mujer Sandra! Y gran madre tú que has hecho de Martín un niño feliz que irradia amor a todos quienes lo conocen!

    Un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!