domingo, 24 de junio de 2012

Plazas para todos

Este post lo tenía en lista de espera desde hace rato, es de esos pendientes que siempre están en tu cabeza, pero pasa el tiempo y nada que lo escribís. Bueno, llegó el momento.

Plazas para todos es una organización que ofrece consultoría en accesibilidad especializada en plazas (en Colombia les llamamos parques). Su equipo cuenta con profesionales de diversas áreas para elaborar estrategias y proyectos con el fin de promover la inclusión de las personas en situación de discapacidad, incorporando necesariamente una etapa final de difusión.

Suena bien ¿no cierto? Además, porque nada mejor que el juego para educar y lograr que nuestros hijos con discapacidad se integren a la sociedad. Esta maravillosa idea la puso en marcha Sonia (autora chilena del conocido Blog de Mamá Terapeuta).

Esta iniciativa me encanta, más porque en Colombia no existen parques con juegos inclusivos y sería todo un acontecimiento que se pudiera lograr. Como ellos mismos lo definen: "Una Plaza Inclusiva es aquella que está diseñada pensando en acoger las necesidades de todos los niños porque no todos tienen las mismas capacidades, pero todos tienen las mismas ganas de jugar. Una plaza inclusiva debe considerar no sólo incluir juegos adaptados, sino también toda la cadena de accesibilidad, para que todos puedan acceder al espacio y circular por éste".

Y es que en Colombia la regla general es la inexistencia de parques, andenes, edificios, centros comerciales accesibles... Con decirles que hace un mes fui a una cita MÉDICA con Martín en una ENTIDAD DE SALUD y me encontré de frente con una escalera súper empinada, pregunté si había un ascensor y la respuesta, para mi sorpresa, fue un rotundo NO. Hice "Plop". Bueno, esta es la regla en mi país, así que entenderán por qué una idea de éstas me seduce tanto y me parece, sinceramente, un SUEÑO, pero bueno, para eso estamos, para soñar y apostarle a proyectos que nos enseñen a superarnos como sociedad. Los invito a que sueñen conmigo. ¡Les deseo una muy feliz semana!

martes, 12 de junio de 2012

¡Feliz Cumpleaños Mamita!

A reírse de la vida... Ese es el más grande aprendizaje que me ha dado mi mamita Teresa en sus 80 años de vida que, a propósito, los cumple el día de hoy. Guardo los mejores recuerdos de mi niñez, en gran parte gracias a ella: no se cansaba de jugar conmigo y de alcahuetearme cuanta cosa se me antojara. Gracias a ella también descubrí que me encantaba cocinar, un talento que había pasado totalmente desapercibido hasta mucho después de mis veintes. 

Ella es la piedra angular de la familia, el soporte de mi abuelo, la incansable, la que nunca se queja y siempre, siempre tiene una sonora carcajada en la punta de la boca. Abrazarla da placer, uno se siente abrazado por la familia entera: cálido, amoroso, tranquilo...

¡Feliz cumple mamita! Que celebremos muchos años más y gracias, gracias por la maravillosa familia que has construido.

miércoles, 6 de junio de 2012

Sólo les diré...

- "No voy a entrar a misa, no me arriesgo, de pronto me sale humo", le repliqué.

- "Muy probable", me contestó. "Si veo la cosa muy complicada, rezo un padre nuestro por vos", finalizó.

Y yo sonreí, le di un beso sonoro, un abrazo rompecostillas y me dirigí a la salida de la iglesia.

Sé que con mi abuelo no debería hablar de religión ni mucho menos de política, somos tan diferentes, pero me encanta "tirarle la lengua", como él mismo lo menciona cuando insisto en tocar temas escabrosos.

Mi abuelo es un ejemplo de cómo afrontar la muerte cuando le da por asomarse tímidamente. Sólo les diré que mi abuelo materno, de 82 años de edad, nos acaba de dar un ejemplo de fortaleza: venció un cáncer y con esto no quiero decir que no exista ni una sola célula cancerígena en su cuerpo, eso nadie lo sabe con exactitud; pero lo venció porque su actitud frente a una enfermedad de esta magnitud ha sido asombrosa.

Una fortaleza ante la vida y ante lo inevitable que no he visto en nadie más. Decir que lo ha enfrentado con optimismo, valentía y entereza se queda corto... Sólo les diré que cuando sea grande quiero ser como él.