miércoles, 4 de julio de 2012

De trasteo... Sí, de nuevo



¿Tendré alma de gitana? No lo sé, pero a veces trato de buscarle una explicación al gusto que me da mudarme, cambiar, disfrutar de un nuevo espacio... Aunque espero durar algunos años en esta nueva casa que me tiene FELIZ y totalmente transportada. Seguimos en Jamundí, incluso en la misma unidad residencial, pero nos cambiamos de casa.

Ésta es mucho más grande, más bonita y me permite dedicarme a uno de mis placeres: las matas. Eso sí, me duele hasta el pelo de lo cansada que estoy, pero ¡cansada y feliz se vale! Los dejo con algunas fotos para que entiendan y compartan mi felicidad.

Vista desde el balcón a los Farallones de Cali.

1 comentario:

  1. Amiga, que casa tan linda!!! Con esos ventanales!!! Me imagino la vista que tienes, divina mi Caro. Me da mucha alegria cuando haces esos cambios. Besotes.

    ResponderEliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!