miércoles, 22 de agosto de 2012

Sobre el parto en el agua y en casa

Había decidido guardar silencio porque estoy convencida de que cada quien hace su propio proceso y atesora sus propios aprendizajes, pero no puedo hacerme a un lado e ignorar mi cuota de responsabilidad en el tema.

Este fin de semana salió un artículo completo acerca del parto en el agua y en casa en la Revista Nueva (el artículo se titula El parto en casa está IN) y el médico invitado para hablar del tema fue Mauricio Espinoza, el mismo ginecólogo que atendió el parto de Martín en Bogotá.

Como recordarán, Martín nació en nuestra casa y en parto en el agua. Y como lo he explicado en este blog, su lesión cerebral es consecuencia de un parto mal atendido, un accidente que ocurre incluso en las clínicas, pero que no por eso debe ocultarse ni darle menor importancia de la que tiene.

A Mauricio no lo menciono en ninguna parte en este Blog hasta el día de hoy, precisamente porque considero que la discapacidad de Martín fue resultado de un accidente y no estoy de acuerdo en culpar a nadie, pero me molesta que sea el mismo Mauricio el que esté negando que este accidente ocurrió: durante sus charlas cuando le preguntan si él ha tenido algún tipo de emergencia, responde que no. Y lo sé porque me lo contó una amiga que asistió a su conferencia y lo escuchó. En el artículo tampoco se mencionan los riesgos, sólo los beneficios y atractivos de esta alternativa de parto.

Como comunicadora y mamá, abogo porque una opción como lo es el parto en el agua y en la casa, se muestre desde todas las perspectivas posibles, dándoles elementos a las familias para que elijan la opción que más los convenza y considero que Mauricio está sesgando esa posibilidad al negar lo ocurrido con mi hijo.

Me preocupa aún más que por haber atendido a una actriz colombiana famosa (Verónica Orozco) esta posibilidad se  "ponga de moda" sin que las familias comprendan que también existen riesgos que les puede cambiar la vida.

Hasta ahora había decidido quedarme callada, pero considero que también es mi responsabilidad hablar sobre lo ocurrido y visibilizarlo para que las familias tengan el panorama completo y puedan elegir, teniendo las herramientas necesarias para hacerlo y tomando las medidas indispensables para que sea una opción segura.

Si me lo preguntan, considero que es una buena opción, si se toman todas las medidas necesarias para evitar complicaciones y riesgos innecesarios. Es una experiencia íntima, familiar y cálida. A mí me fue mal con esta alternativa y por obvias razones no la volvería a tomar. Lo que no me parece apropiado es que Mauricio oculte información cuando lo que debería hacer es llamar a las cosas por su nombre, hablar abiertamente del tema, aceptar y asumir que se equivocó y garantizarle a sus pacientes las mejores condiciones posibles para que accidentes como el de Martín no se vuelvan a repetir.

10 comentarios:

  1. Maravilloso articulo amiga, es un llamado de atencion a la etica y el respeto del medico hacia las familias que toman esta decision tan importante. Se nota que este medico no ha hecho una reflexion cuidadosa sobre su trabajo.

    ResponderEliminar
  2. No he leido el artículo de nueva, pero es deber de los periodistas verificar la información y buscar el otro lado de la información, tal como es tu caso. Deberías escribir a la revista , voces y casos como el de ustedes deben ser escuchados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola amiga!!!! Qué rico leerte de nuevo por estos lares... Sí, sabés que eso me dolió un poco... Siempre pensé y sentí que Mauricio había potencializado este aprendizaje, pero por lo visto no fue tan así, pero bueno, ese es su problema. Besossssssss.

    ResponderEliminar
  4. Síii H. Ya le escribí a Viena Ruiz, quien es la directora de la revista. Vamos a ver si lo lee y responde!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Carolina

    Te escribo desde España. Navegando por internet he topado con vuestro blog y tu artículo. Me ha impresionado... enhorabuena por el proceso y vuestra labor de comunicación.

    Me ha parecido oportuno incluir una referencia del mismo en nuestro blog:

    Blog Educer sobre parto en casa (http://educer.es/category/parto-en-casa/)

    He procurado ser muy respetuoso con tus palabras y el uso de la información. De todos modos, si prefieres que elimine esta referencia del blog (u omita la foto de Martín) lo haremos inmediatamente.

    ResponderEliminar
  6. Hola Fidel:

    Ya te contesté a tu correo personal, pero resumiendo: gracias por tu comentario, por tu interés y por supuesto que puedes referenciar este texto. El objetivo de este espacio es generar discusión, visibilizar situaciones, sentimientos y crear una red de apoyo, de información y mucho, mucho intercambio. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Rosa Aurora de la Cruzmiércoles, 10 octubre, 2012

    Querida amiga! Te leo y te reeleo y no me canso! Me encanta tu manera tan natural de escribir y lo mejor de todo. Me siento muy identificada contigo. Mis luchas de la maternidad aún continúan... pero sabes? tienes razón, también a veces me siento exhausta! gracias por regalarme estas lineas y sanos momentos de esparcimiento. Me encanta sentir que al igual que yo, hay otras madres con las que me identifico. Te quiero mucho... Animo y adelante---

    ResponderEliminar
  8. Rosyyyyy, amiga, qué rico leerte!!!! ¿Cómo estás? ¿Cómo están los hombres de tu vida? Ánimo amiga, esta es una carrera de largo aliento, una maratón, pero estoy segura que tenés la fortaleza más que necesaria para seguir adelante. Besos!!!!

    ResponderEliminar
  9. Cual fue el accidente que ocurrio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expulsivo muy prolongado y exceso de confianza del ginecólogo, además de que no estuvo la ambulancia en la puerta de la casa como debía estar para atender una emergencia.

      Eliminar

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!