jueves, 4 de julio de 2013

A mis Primas...

Son hermanas del alma con las que comparto los más felices recuerdos de la infancia. 
Mujeres que conocen mis más íntimos secretos y me han acompañado en mis más profundos abismos.
A mis primas las quiero porque sí, porque son como son y me aceptan como soy. 
Porque me quieren bien y me acompañan sin juicios.
Sus sonrisas me recuerdan de dónde vengo y, sin importar la distancia y los años, siempre, siempre me siento en casa cuando las abrazo.
¡Ah! y me recuerdan lo incondicional que puede llegar a ser ese lazo de hermandad que nos ha unido durante tres décadas.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!