jueves, 1 de agosto de 2013

Mi compañera de viaje...

- "Me la quiero arrancar de un solo tirón, como aquella pañoleta rosada que tanto odio", insistió la mujer.

- "Imposible", le recordó la anciana.

- "¿Por qué?", preguntó casi en súplica.

- "Porque a la culpa no te la arrancas de la piel. A la culpa la sacas a pasear con correa y bozal, la domesticas y le enseñas que aquí la que decide cómo y cuándo eres tú", le dijo la anciana, mientras que, de un solo tirón, la sacaba de la cama y le engarzaba la pañoleta rosada que tanto odiaba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!