lunes, 16 de septiembre de 2013

Inclusión escolar, ¡sí se puede!


Isabella es una niña maravillosa, caleña, de la misma edad de Martín (8 años), a quien conocimos en Fort Lauderdale en uno de los entrenamientos de ABR. Con Martha, su mamá, hemos recorrido un largo camino como familias ABR, pero también como compañeras en un proyecto de vida similar: el de proporcionarle a nuestros hijos las mejores condiciones de vida y las mismas oportunidades que tienen otros niños de su edad.

Después de vivir experiencias muy amargas, Isa encontró un colegio que la recibiera y le ofreciera una verdadera inclusión escolar y social. La inclusión de niños con discapacidad a las aulas abre el panorama a aprendizajes enormes: vivir entre diferentes, valorar la diferencia, respetarla y comprender, por fin, que nuestra mayor riqueza es aquello que nos hace diferentes a los demás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!