miércoles, 13 de noviembre de 2013

El proyecto de reforma a la salud colombiana.

La Reforma a la Salud vista por el periodista Juan Gossaín, un trabajo periodístico serio, con mucha investigación de por medio y con reflexiones que deberían impulsarnos a la movilización. A los colombianos debería preocuparnos que este tipo de reformas estén a punto de aprobarse en el Congreso. 


Algunos puntos a resaltar para que se antojen y lean:

1. Primera contradicción: se dice que las EPS desaparecerán por sus sonados casos de corrupción, pero eso es mentira. Las EPS seguirán mandando, pues podrán convertirse en gestoras de salud y no sólo ordenar cómo debe gastarse el dinero, sino ayudar al "recaudo". Es decir, que continuará manejado los recursos de los usuarios y robando, sólo que ahora tendrán un nuevo nombre.

2.  Los recursos del sistema de salud son considerados de naturaleza pública, lo cual permite que la autoridad de control fiscal pueda investigar y enjuiciar a quienes hagan uso indebido de ellos. SaludMía reemplazará al Fosyga, pero apenas el dinero salga de SaludMía se convertirá en dinero privado, es decir, que entes de control como la Contraloría no podrán adelantar procesos por corrupción como lo viene haciendo ahora porque son dineros privados y no públicos. El dinero de los usuarios quedará por fuera del control fiscal. El sistema de salud colombiano mueve 44 billones de pesos al año, si así no más se roban la plata, ¿se imaginan sin ningún tipo de control?

3. La salud dejará de ser un servicio público "esencial", el adjetivo "esencial" implica que este servicio está relacionado con un derecho fundamental, es decir, un derecho consagrado en la Constitución Nacional. Un derecho intocable. Para proteger esos derechos, los ciudadanos acudimos a la tutela. Acudíamos, porque con la nueva reforma la salud será solo un servicio público simple, común y corriente, como la recolección de basuras. Al quitarle la palabra “esencial”, la salud deja de ser un derecho constitucional y la gente no podrá entutelar. 

Suena bastante mal ¿no cierto? Bueno, anímense a leer el reportaje completo, estar informados es el primer paso para actuar. La información nos abre a un mundo de posibilidades y una de ellas es la acción, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para evitar que estos proyectos se aprueben? Escucho sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a escribir tus comentarios a continuación. ¡Gracias por participar!